Las manifestaciones masivas que se han presentado al largo de 24 años anteriores a este sexenio han dejado huella, la gente se une cada vez más, para protestar lo que en su momento les pareciera perjudicial para sus actividades o ideas.

Aun cuando el 60% de la población piense que esta no es la manera más viable de obtener una solución, algunas de este si han obtenido resultados favorables, aun cuando sean perjudiciales para la vida cotidiana de los ciudadanos.

Estas se organizan principalmente para protestar en contra de las imposiciones políticas que perjudican al pueblo, como la gran manifestación de maestros que se organizó para revelarse encontrar de la “reforma educativa” que según tendría buenos resultados para todos, mas sin embargo no fue así, solo se pudo percibir lo contrario.

Resultado de imagen para manifestacion

Otras han sido para reclamar el alto a la inseguridad, la inclusión social, el respeto a los derechos humanos, el respeto a su preferencia sexual, y con mantas, letreros, vestuarios, megáfonos se hacen escuchar, cuando las autoridades detectan La presencia de estas, dan la orden para que los oficiales de tránsito cierren calles y avenidas con largas filas de trafitambos para delimitar zonas y evitar que les ocurra un accidente a los manifestantes como a los peatones.

Evidentemente cuando esto ocurre en avenidas principales como las del centro de la ciudad, esto se vuelve un caos por completo, es por esto que los capitalinos también repudiamos esta forma de protesta, por que inevitablemente tiene repercusiones severas a nivel social y económico, muchos estudiantes no llegan a tiempo a las clases, la gente llega tarde a sus compromisos ya sean de trabajo o personales, los establecimientos en ocasiones tienen que cerrar; porque no conforme con manifestarse de voz, también agreden física y verbalmente al transeúnte.

Y qué decir de lo que afecta al transporte público, cuando las manifestaciones empiezan toda la gente que se preocupa ya que estos servicios se ven muy afectados, y sabemos que no podremos llegar a nuestro lugar de destino en un tiempo regular.

Resultado de imagen para manifestacion

De las más grandes manifestaciones que hemos podido ver fue la que organizaron los taxistas regulares de la cuidad, en contra de Uber; ellos exigían al gobierno de la capital principalmente que estos autos también se regularan y pagaran los mismo que ellos; ya que Uber vino a representar una gran decadencia económica para los taxistas, ya que el cobro de sus servicios estaba muy por debajo de los precios que manejan los taxis regulares.

El punto es que no importa el motivo del por qué se organice una manifestación, si no del que se organice, lo único que los capitalinos queremos es que estas masas se organicen bien para todo esto, que tengan un planificación donde se prevenga los pros y los contra para los demás, deben tomar en cuenta que no todos estamos ni a favor ni encontrar  de lo que ellos están demandando, pero que cuando estos movimientos cierran calles, establecimientos, bloquean medios de trasporte y en los peores casos agreden de manera física y verbal al transeúnte,  nos parecen repudiables y amenazantes para nuestra seguridad y la de nuestras familias.