3 impresionantes aventuras de buceo en América

Ciertamente, el mar ofrece una gama inmensa de opciones para visitarlo, desde unas cálidas aguas a la orilla de la playa en un lugar del Caribe o del Pacífico, o bucear o disfrutando de sus olas en un velero y más.

Sin embargo, una de las mayores delicias es poder ver un poco de sus profundidades y nada hay para eso como el buceo y no todos los lugares de playa son ideales para disfrutar de una buena zambullida.

Caribe

Por ello, ciertos lugares son los que atraen a los buceadores de todo el mundo para buscar misteriosos naufragios y encontrarse con un amplio espectro de vida marina.

Así es como la Gran Barrera de Coral de Australia siempre tendrá seguidores devotos, al igual que las aguas color turquesa del Caribe mexicano y el famoso Gran Agujero Azul en Belice.

Solo que al tener un 70% de agua nuestro planeta, existen innumerables lugares extraordinarios para bucear o en su caso usar un snorkel.

Solo para darte una idea de lo que puedes encontrar en algunos puntos del continente americano que te brindan una aventura submarina asombrosa y que están un poco fuera de lo común, pero no menos exquisitas.

Islas Marieta, Nayarit, México

Encabeza esta lista las Islas Marieta, son un archipiélago a varias millas de la costa de Nayarit en el occidente de México.

Pruebas y explosiones militares pasadas han resultado en increíbles formaciones rocosas y cuevas, que son ideales para buzos y buceadores.

Las islas se hicieron famosas por el científico marino Jacques Cousteau, quien fue cautivado por la variedad de vida marina que se encuentra allí.

Instó al gobierno mexicano a hacer de ellos un parque nacional y, por lo tanto, protegidos de la caza, la pesca y el contacto humano de cualquier tipo.

Hasta el día de hoy, nadie puede pisar la tierra en sí. Los visitantes de las Marietas han informado haber visto delfines, tortugas marinas, pulpos, ballenas jorobadas, mantarrayas y miles de especies de peces y aves.

Para visitar este lugar, puedes llegar a la propuesta de hoteles en Nuevo Vallarta por ejemplo.

Roatán, Honduras

Roatán, la más grande de las Islas de la Bahía de Honduras, se ha hecho conocida por el buceo debido a su proximidad a la Barrera de Coral de Mesoamérica, el segundo arrecife más grande del mundo después de la Gran Barrera de Coral de Australia.

Con una visibilidad promedio de 30 m, una temperatura durante todo el año de 26°C y sitios de buceo que van desde el principio hasta el avance, naufragios a las paredes y cavernas a nadar, Roatán es ideal para todos los niveles.

El naufragio Prince Albert, un carguero de la isla de 42 m que se hundió a mediados de la década de 1980, alberga una gran variedad de caleidoscópicas especies marinas, que incluyen esponjas, meros, peces loro, rayas águila, cangrejos flecha, caballitos de mar, anguilas y langostas.

Mary’s Place, por otro lado, es un laberinto formado por actividad volcánica prehistórica con raros corales negros y abanicos de mar.

Molokini, Maui

Se dice que Molokini, un cráter volcánico en la costa sur de Maui, se formó a partir de una erupción que ocurrió hace unos 230,000 años.

Nombrado un Distrito de Conservación de la Vida Marina y santuario de aves en 1977, es disfrutado por buceadores por su coral duro prístino, peces tropicales vivos, morenas y pulpos.

Los buceadores avanzados pueden explorar la pared posterior, que se sumerge 109 m y es hogar de punta negra, punta blanca y tiburones grises del arrecife.

Los buceadores no certificados pueden optar por probar el “snuba”, una combinación de buceo y snorkeling. Después de un breve entrenamiento, una balsa flotante sostiene el tanque de buceo mientras desciendes el agua con tubos largos (aunque con un rango de movimiento y profundidad limitados).

Es así como encontrarás 3 extraordinarios lugares fuera de los radares clásicos y podrás disfrutar en su lugar de un espectáculo submarino increíble.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *